ANTARTZ: El Sombrero Loco y el diálogo interior

Wednesday, March 01, 2006

El Sombrero Loco y el diálogo interior


Debo presentarles al Sombrerero Loco. Por supuesto que así se llama el dibujo de hoy.
Ayer hice otro autorretrato y mi pareja lo vio y dijo: pues está interesante como te ves, pero tu eres mejor que eso.
Y la pregunta es: ¿ Como quieres que la gente te vea hermoso o te quieran si ni tu mismo te puedes describir ni sentir así?

La realidad es que en vez de trabajar en quererte y mejorarte a ti mismo casi siempre te comparas con alguien más o te quieres parecer a alguien más que crees que es mejor que tú y eso solo genera frustración, baja autoestima y lo que es peor envidia ( y que nadie te diga que existe envidia de la buena).

El reflexionar acerca del diálogo interior me recordó al Sombrerero Loco.
Todo el mundo tiene en su cabeza lo que se llama un diálogo interior pero nuestro personaje: El sobrero loco siempre tiene un enfrentamiento interior con el mismo. En el exterior debajo de su sombrero nosotros podemos verlo discutir con el mismo todo el tiempo.

Sombrerero1= siempre piensa cosas a su favor. Hace proyectos maravillosos y visualiza que todo tiene un buen resultado.

Sombrerero2= siempre piensa cosas en su contra. Piensa que todo el mundo lo agrede y ve obstáculos en cada situación.

El Sombrerero ganador de cada situación es el que tiene mayor convicción y mayor insistencia con sus pensamientos y como resultado de esto sombrero se siente bien o mal con el mismo. Lo cual nos lleva a la conclusión de que es el mismo quien se hace sentir bien o mal.
Nuestro maestro mental Marz, siempre está tratando de hacer entender a Sombrerero Loco que le conviene no dejar entrar a Sombrero2 de ninguna conversación.

La Conclusión de hoy es: Siempre piensa a tu favor.
Aunque una parte de ti haga intrigas en tu contra y trate de entrar en duda no le hagas caso y siempre piensa a tu favor o y lo que te haga sentir bien Para recordar esto voy a dejar al sombrerero loco permanentemente en la página y de cuando en cuando aparecerá en las aventura del agente artehomiga.

8 Comments:

Blogger H. A. Calles said...

Como estamos hoy agente arte hormiga. El link a la imagen del sombrerero loco, está roto y lleva a la página de image shack.

saludos

9:39 AM  
Blogger Agente Artehormiga said...

h.a. calles:
Gracias por la observación ya arreglé lo de la imagen.
Yo aquí dibuje y dibuje y cual es tu obsesión?
Saludos

1:24 PM  
Blogger H. A. Calles said...

Hay una máxima de la antigua China, creo que de Lao Tzsé, que dice:

"Nada desees, para que nada te haga falta"

Yo lo interpreto como la cualidad suprema del equilibrio mental, que podemos usar para evitar que los deseos, las obsesiones, la trampas ilusorias del mundo material se apoderen de nuestra voluntad.

Com diría Don Juan Matus, en los libros de Carlos Castaneda "Es una pendejada controlada" Es decir, no deja de ser un mundo caótico y te tienes que apegar a sus reglas, más puedes vivir sin dar nada por sentado, sin admitir triunfo o derrota, guardando en equilibrio necesario donde las reglas del mundo no te tocan, pero tampco las rompes.

Es una filosofía difícil de entender, pues implica muchísimo de Taoísmo, cuya fuente principal radica en una aparente paradoja: SER ALGO SIN SER NADA, TENER TODO SIN TENER NADA, HACER TODO SIN HACER NADA.

Es un camino profundo que, sin duda, solo unos cuantos iluminados llegan a comprender y a asumir.

6:55 AM  
Blogger Agente Artehormiga said...

h.a. calles:
Me gustó eso de ...donde las reglas del mundo no te tocan, pero tampoco las rompes.
Estoy de acuerdo contigo en que los deseos y obsesiones son trampas ilusorias que uno mismo se pone.
Agunas personas tienen solo una que otra pero para otras es como un campo minado.
Lo importante es encontrarlas todas e irlas desactivando una por una.
Y por cierto eso de desactivar minas me recordó la película "El Paciente Inglés". Buena Película no?
Saludos y gracias por compartir tus reflexiones, eso me dá algunas ideas.

7:47 AM  
Blogger H. A. Calles said...

Lo siento, no he visto esa película. Sin embargo, hablando de trances que representen fuertes conflictos emocionales, en forma de película o libro, yo me quedo con el Lobo Estepario de Herman Hesse. Lo leí por primera vez a los 16 años, de ahí en adelante lo seguí leyendo de manera intermitente hasta completar cerca de 13 lecturas en total. Creo que la última vez fue a los 19 años. Por cierto hace cosa de 4 meses, o menos, compré otra versión del mismo libro. Me proponía leerlo de nueva cuenta, más ya no pude. No se si se debe a que ya no quedan minas en mi campo, o simplemente a que han adoptado nuevas y más ingeniosas maneras de camuflarse a mis sentidos. Eso, por supuesto, solo lo sabré cuando pise una y estalle bajo mis pies. ¿No es así?

10:07 AM  
Blogger GUSSANITA said...

cada vez me gustan más y más y más tus dibujos
no dejes de hacerlos nunca

12:27 PM  
Blogger Agente Artehormiga said...

h.a. calles:
Eso de los campos minados me recordó a Tony (maestro de budismo)
El llamaba a esas partes de tí mismo que te hacen reacciónar o explotar, tus botones o detonadores.

Y hablando del amor como burla decía: Ustedes no pueden quejarse de que sus parejas "los hagan explotar"
Si con un simple; voy a ser sincero contigo y a decirte todas mis debilidades, le dá uno a la pareja el manual de operaciones de los botones. ji!ji!

11:31 AM  
Blogger Agente Artehormiga said...

Gracias Gussanita:
También tú sigue escribiendo.

11:32 AM  

Post a Comment

<< Home